Hay dos cosas que nos preocupan muchísimo en la higiene de tu hogar.

Una es conseguir la correcta desinfección para garantizar tu salud y la de los tuyos.

Y la otra, minimizar el daño al Medio Ambiente, evitando productos contaminantes, corrosivos, y otros químicos peligrosísimos para todos nosotros que aún nos empeñamos en distribuir y comprar en supermercados.

El vinagre blanco es el súper producto que consigue acertar de pleno con estos dos propósitos. Y lo hace en muchas más superficies de las que te imaginas. Por eso hoy te proponemos 10 usos ecológicos y baratos que te sorprenderán y que te harán cambiar tu forma de limpiar en casa:

#1 Suelos de madera 

Déjalos impecables con una parte de vinagre por cada parte de agua tibia.

#2 Tablas de cortar de cocina 

El vinagre o el limón son perfectos para desinfectarlas sin poner en peligro tu salud con productos químicos.

#3 Ollas de cobre 

Están de moda, son preciosas y se limpian de maravilla frotándolas con una pasta ecológica a partir de vinagre, sal y harina.

#4 Manchas en alfombras 

Seca la mancha con una toallita de papel (de cocina, para evitar que se desmenuce y lo empeore). Ahora mezcla una cucharada de jabón para la vajilla con una de vinagre, y disuelve en medio vaso de agua tibia. Aplica esta solución a la mancha y frota con un paño. Enjuaga con agua tibia y seca con cuidado.

#5 Limpiar brochas y pinceles 

Para suavizarlos, déjalos en remojo en vinagre caliente, y después solo tienes que pasar por agua jabonosa y secar.

#6 Marcas circulares en muebles de madera 

Como las que dejan los vasos, exacto. Una parte de vinagre, una parte de aceite de oliva, y frotar con un pañito hasta ver la marca desaparecer y la madera brillar uniformemente.

#7 Manchas en el w.c. 

Aplica vinagre en spray al disputado trono y cepilla, ¡verás qué resultados tan majestuosos!

#8 Frigoríficos 

Una parte de vinagre, otra de agua, y garantizarás una salubridad perfecta con un ingrediente 100% compatible con tu salud y la comida que ingieres, lo cual es importantísimo.

#9 Paredes pintadas y madera 

Si la pintura de tus paredes es lavable, usa una solución de dos partes de vinagre, una de bicarbonato, y tres de agua tibia, y aplica con un paño suave para después enjuagar con agua tibia.

#10 Ventanas 

Una parte de vinagre por dos de agua. Guárdalo en un bote con aplicador de spray y tendrás un limpiador súper ecológico que dejará tus cristales y espejos radiantes.

¿Qué te parece?